21 de octubre de 2014

De Oriente a Occidente


Y escape rumbo al oriente
para olvidarme de esta creciente

pero en mi interior ya sé
que no existe fuerza capaz de detener
el encuentro entre el rio y la mar

y en el exterior vos ves
que aun sabiendo que voy a perder
no puede mi corazón dejarte de amar

Cargue libros y canciones en mis forjas
y el deseo de desvanecer la distancia
no me sirve que calles, no me sirve lo que otorgas

Solo me sirve tu sonrisa, que se siente a caricia
que me devuelvas algo de lo que tomas
Sea en la noche una brisa, o sea una gota en el día.

Y regrese al occidente
dejando la angustia ausente

pero en el interior ya sé
que compartiremos lo que dé
luego perderemos la fe

y en el exterior sabes
no importa que pase mañana, hoy o aquella vez
los dos entendemos lo que es

todo será un sueño que te cumpliré
y cuando caiga la niebla desapareceré.
pero esa sonrisa y esa caricia ya me las llevé.





Paul Rod

No hay comentarios:

Publicar un comentario